Jugando al circo

La carpa está en medio de nuestra sala-oficina, que cada vez se convierte más en salón de juegos.

Una de las cosas que más disfruto es jugar con Cristina, así es que cuando fuimos a Ikea y nos encontramos con esta carpa de circo no pude evitar comprarla. Me trasladó a mi más remota niñez en la que jugaba intentando crear mis propias carpas con cobijas detenidas entre dos camas con juguetes.

A Cristina obviamente le encanta entrar y salir, pero todavía no logra entender qué es un circo, así es que aparte de los títeres con personajes del circo que compramos también en la misma tienda, nos metemos con el iPad y buscamos todo tipo de videos que tengan que ver con el circo, que van desde música hasta números con animales.

Ya adentro, algo que me gusta hacer es mostrarle videos del circo que encuentro en YouTube.

Aunque a mí me emociona utilizar toda clase de multimedia para nuestros juegos circenses, la realidad es que Cristina se aburre pronto. Hoy, para variar, lo que decidí fue ponerle varias actividades dentro de la carpa como un rompecabezas, unos cuantos libros, un juguete y los títeres.

¡Y en realidad funcionó!, pues me la encontré adentro leyendo un libro.

Si quieres ver un slide show del Circo de Cristina lo puedes hacer aquí.