Torta alemana de fresas (o el ama de aspas)

IMG_5110

Ayer que cumplió años Manuel, me hice el propósito de hacer yo misma su pastel como el año pasado. En esta ocasión me pidió que fuera de fresas y recordé la torta alemana que hacía mi mamá y que me gustaba tanto, así es que llamé hasta Chihuahua a pedirle la receta. Feliz, yo creo que porque rara vez le pido recetas, mi madre me la envió en cuestión de minutos por correo electrónico.

Yo sé que en estas épocas lo más fácil y sencillo es mandar comprar un pastel, pero tratándose de una ocasión tan especial y de que mi marido realmente aprecia la labor artesanal, consideré que era el mejor regalo que le podíamos dar.

Así es que esperé a que vinieran los niños (ellos pasan una semana con su mamá y otra con nosotros) para entre todos hacerlo, y aunque M a la mera hora se quedó dormido, E me ayudó con mucho entusiasmo a prepararlo.

Mientras lo preparábamos le contaba a E que era uno de mis pasteles favoritos y que mi mamá lo preparaba en ocasiones muy especiales. Ella insistió en que quería hacer prácticamente todo, así es que la fui guiando paso a paso. Cuando terminamos de usar la batidora la dejé que chupara las aspas con la masa, así como mi mamá me dejaba a mí hacerlo, siendo un momento glorioso que esperaba con ansia mientras la veía hacer el pastel.

En lo que batíamos el merengue, E me platicaba de la fiesta que le organizaron en casa de su mamá, celebrando su Primera Comunión de hace dos semanas, y de la cual venía todavía eufórica después de haber pasado una tarde fenomenal rodeada de amigos, su mamá y sus abuelos.

Cuando ya casi acabábamos llegó Cristina a la cocina, quien ya prácticamente se mueve por toda la casa dominando su territorio por completo, y como estaba hambrienta, ella también alcanzó una espátula llena de merengue. M nunca hizo su aparición, pero lo esperamos para hoy partir toda la familia junta el pastel de Papi.

No me cabe duda, son estos pequeños momentos, sin grandes ni costosos planes, en los que se crea realmente una familia.

Aquí va la receta, facilísima, de la torta alemana de fresas:

1. Batir muy bien 1 bara de mantequilla, agregar poco a poco 1/2 taza de azúcar, añadir 4 yemas de huevo y seguir batiendo.

IMG_5086

2. Agregar 1 1/3 taza de harina, 1 1/2 cucharaditas de polvo de hornear y 5 cucharadas de leche, alternando y seguir batiendo hasta que quede todo bien incorporado.

3. Aparte batir las 4 claras de huevo con 1 taza de azúcar hasta que quede un merengue duro.

IMG_5093

4. En un molde engrasado colocar la mezcla y por encima el merengue. Se pone en el horno a 350 grados por 50 minutos aproximadamente.

5. Ya frío se cubre con 1/2 kilo de fresas partidas espolvoreadas con 1 taza de azúcar y el jugo que soltaron. Encima se le puede poner 1/4 de crema batida con azúcar.

IMG_5104