Cristina y unos amigos viendo los pasteles de La Flor.