Un día con Cristina en Barcelona

Tenemos prácticamente una semana, de las que pasaremos en el Viejo Continente, en España, y siento que han pasado mil cosas.  Son apenas 7 días y yo ya tengo muchísimo material que me encantaría incluir en este blog.

Revisándolo, me dí cuenta que el miércoles 10 de julio, que pasamos Cristina, Manuel y yo en Barcelona, ciudad a la que llegamos primero desde Nueva York antes de instalarnos en Navarra, fue uno de los días que fluyen mágicamente y de los que queda constancia fotográfica para probarlo.

Viajar con niños no es fácil, mucho menos si te estás quedando en un hotel y no tienes muchas de las cosas que se han convertido en necesidades a la mano. Sin embargo, viajar con Cristina no nos asusta, y aunque resulta a veces extenuante es una experiencia que optamos por vivirla siempre que se nos presenta la oportunidad.

IMG_5703
En una librería- juguetería frente a un hotel que nos quedamos estuvimos viendo libros para niños, juguetes y rompecabezas.
IMG_5704
Probando la libertad que no tiene en otras ciudades, al ser más peligrosas por tener pasos peatonales menos amigables, Cristina bailó en las calles de Barcelona.
IMG_5710
Pasamos las dos solas, mientras Papi trabajaba, una mañana muy divertida.
IMG_5713
Cristina estaba bastante intrigada con los niños dios.
IMG_5716
Se quedó un largo rato admirándolos.
IMG_5719
Hasta que llegó el momento de sentarnos en un portal y abrir una de las vacas que escogió para que le comprara en la juguetería.
IMG_5728
Pasamos una buena parte de la mañana sentadas en el portal y viendo a la gente pasar, mientras Cristina jugaba con su vaca.
IMG_5732
Cuando llegó Papi, aprovechamos para ir a visitar la Catedral de Barcelona.
IMG_5734
Una de las cúpulas de esta majestuosa Catedral, que fue construída del Siglo 13 al 15.
IMG_1089
En la tarde fuimos con Mayra, amiga mía mexicana y ex compañera periodista, y su hijo, Mikel, a conocer la Rambla del Poblenou.
IMG_5764
Mayra y Mikel nos mostraron la Barcelona en donde vive la gente local, gracias a ellos pudimos ver cómo se vive fuera del área turística (Cristina ya se había dormido su siesta tardía para este momento).
IMG_5769
No podíamos irnos sin probar la orxata y los gelats.
IMG_5777
Y aprovechamos también para cenar en Poblenou.
IMG_5789
Tanto Cristina como yo somos unas antojadas de lo peor. Yo aquí saboreando mi deliciosa brocheta.