Pedro enseñando a su nieto a torear tras los barrotes que ponen para que las vaquillas no entren a la casa.