Mi nueva obsesión: un sartén en forma de corazón.