Key Biscayne visto desde un carrito de golf

Foto: Ana Cristina Enríquez En 1951, la compañía constructora Mackle empezó a ofrecer estas casas recién construidas por un precio de $9,540 dólares, con un enganche de sólo $500 dólares.
Foto: Ana Cristina Enríquez
En 1951, la compañía constructora Mackle empezó a ofrecer estas casas recién construidas por un precio de $9,540 dólares, con un enganche de sólo $500 dólares. Hoy quedan muy pocas de estas construcciones originales.

Cuando llegué a Key Biscayne, hace casi tres años, el que la gente se transportara en carritos de golf por la isla me parecía una de las cosas más ridículas del mundo, sobre todo habiendo vivido en Nueva York en donde esto sería prácticamente inimaginable.

Poco a poco mi relación con los carritos de golf se fue dando, pues varias de mis nuevas amigas cuentan con uno, y nos han hecho el favor de llevarnos a Cristina y a mí de un lugar a otro. Aquí empecé a notar que, en efecto, es muy cómodo subirte sólo al carrito, sin tener que usar tu vehículo normal y poderlo estacionar prácticamente en donde sea.

Muchos de ellos al ser eléctricos no consumen gasolina, por lo que resultan una manera cómoda, económica y ecológica de transporte en esta isla, en la que muchos de nosotros pasamos días enteros sin tener que salir.

Aquí fue cuando nos empezamos a cuestionar si sería conveniente vender uno de nuestros automóviles para adquirir mejor un carrito de golf, que usado se puede conseguir en un precio que va desde los $2,000 dólares, y el cual se puede dejar cargando en el garage de la casa.

Esta decisión aún no la hemos tomado, pero el fin de semana pasado uno de nuestros automóviles estaba en el taller como parte del servicio, y el otro se quedó parado sin funcionar, por lo que mi marido corrió a alquilar un carrito de golf que nos pudiera transportar el fin de semana a KB Green.

Y cuál fue mi sorpresa, que al igual que cuando vi por primera vez Key Biscayne desde el agua, mi imagen del Cayo cambió por completo, pues la experiencia es totalmente diferente que cuando uno se transporta uno en automóvil.

Varias cosas a considerar cuando uno conduce un carrito de golf en Key Biscayne:

  • Hay estacionamientos especiales en toda la isla para los carritos de golf
  • KB Green cierra los fines de semana, así es que hay que planear con anticipación en caso de querer alquilar uno ahí.
  • Según el reglamento de uso de carros de golf de Key Biscayne es permitido sólo conducir sobre Crandon Blvb. (la calle principal de Key Biscayne) durante una cuadra para tomar la siguiente intersección.
  • Casi todos los centros comerciales tienen acceso para carros de golf por la calle de atrás, Fernwood Dr.
  • Se recomienda cargar el carro durante la noche, ya que la electricidad es más barata a esta hora del día.
  • Hay unos forros de plástico protectores en caso de lluvia, los cuales, me imagino, deben alquilarse aparte.

Aquí les dejo un mapa y la fotogalería de las imágenes que logré captar durante nuestro divertido fin de semana a bordo de un carrito de golf en Key Biscayne: