Foto: Ana Cristina Enríquez

En 1951, la compañía constructora Mackle empezó a ofrecer estas casas recién construidas por un precio de $9,540 dólares, con un enganche de sólo $500 dólares.

Mackle House, una de las pocas construcciones originales que quedan en la isla.