Una mañana salimos a pasear a la orilla del lago en St. Frances, que es donde viven Ellen y Bruce.