Al final del paseo, Cristina no pudo más y cayó rendida.