Los chongos lucieron impecables.