El mismísimo diseñador Luis Antonio arregla uno de los vestidos minutos antes de salir. a pasarela.