Y pues como a Cristina le encanta disfrazarse…