Cristina con las manos llenas de brillantina.