Día de Muertos: Maquillaje y peinado de catrina

 

Recientemente me invitaron a un evento patrocinado por Dove en el nuevo salón de Mario Anton,  Anton Acero Beauty Studio, en Coral Gables. El tema fue sobre el Día de Muertos, por lo que decoraron el salón con papel picado, calaveritas de azúcar, nos dieron pan de muerto, y lo mejor de todo: nos enseñaron cómo hacer este sencillísimo peinado y maquillaje inspirado en las catrinas mexicanas. Si te interesa ver el paso por paso, no te pierdas el video al inicio de este post.

Calaveritas de azúcar
Tradicionales calavaritas de azúcar mexicanas.
Papel picado
El salón de Mario Antón lució muy colorido con estas guirnaldas de papel picado.
Pan de muerto
El pan de muerto no podía faltar. Yo no cabía de la emoción, pues es algo que en Miami no es fácil de conseguir.

 

Una de las cosas que más me emocionó de este evento fue el que Dove trabajara con las mascadas de mi amiga Renée Niño de Rivera, a quien conozco desde ya hace varios años, de mis tiempos como periodista en Nueva York.

Me ha tocado ver cómo Renée ha trabajado con comunidades indígenas de México para apoyarlas en ir más allá de la producción de productos artesanales, para darles un lugar en la industria de la moda mundial. El resultado ha sido estas bellas mascadas, como la que me regalaron, realizada 100% en seda italiana con un hermoso diseño inspirado en las flores que bordan estas mujeres en México.

 

Mascada de Renee Niño de Rivera
Detalle de mascada de Renée Niño de Rivera con estampado de Pedro Cuni, inspirado en las flores que bordan las mujeres indígenas mexicanas.

 

Toda esta inspiración mexicana me motivó a que hiciera la reunión para mis chiles en nogada (aquí la receta)  anuales con el tema del Día de Muertos. Fue la primera vez desde que estoy en Miami, que los hice como en mis tiempos de Boston y Nueva York, en los que invité a todos mis amigos a que disfrutaran conmigo uno de mis platillos favoritos. Esta vez nos reunimos en la playa, así es que fue un festejo mexicano muy tropical.

Para la ocasión, aproveché e intenté recrear el look de Catrina con mi mascada de Renée, pero con un aspecto más boho-chic, que pareciera menos un disfraz. Quedé simplemente encantada con este nuevo peinado. Es una nueva manera para usar todas mis mascadas, sobre todo en Miami, en donde por el clima es mucho más difícil que en Nueva York incorporarlas a mi vestuario. ¡Gracias Mario Anton por este maravilloso look que pienso usar muy seguido!

 

Peinado con mascada trenzada.
Así quedó mi versión del peinado de Mario Anton. Como yo no tengo el pelo tan largo tuve que dar una vuelta más a la mascada, por lo que decidí no usar flores.

 

A Cristina también la quise peinar y vestir para la ocasión, pero como está instalada en su pasión por las princesas, terminó poniéndose un vestido azul de Cenicienta creando un híbrido Frida-Princesa de Disney.

IMG_0041
El peinado de Cristina lo hice con dos trenzas y unas flores que conseguí en H&M.
IMG_0034
Yo tenía planeado un hermoso huipil bordado, pero ella decidió ponerse un vestido azul de princesa.
IMG_0045
Las calaveritas de azúcar que trajo mi marido de México fueron todo un éxito con los niños.

 

Y para cerrar hoy, les deseo a todos los mexicanos que recuerdan a sus muertos este 2 de noviembre, que esta fecha esté marcada con bellas memorias de sus seres queridos que ya partieron.Yo estaré recordando con mucha alegría aquellas visitas al panteón de Camargo, en Chihuahua, al que íbamos cada año con mi abuela a dejarle flores a su mamá y a limpiar su tumba, y del que siempre salía con un enorme bastón de caña para masticar.

¡Ah, esas bellas tradiciones mexicanas!