Tarde de blogueras con la Doctora Polo

Las blogueras con la Dra. Polo.

¿Que si he visto el programa de la Doctora Ana María Polo? Sí, al trabajar como editora de los sitios web de Telemundo. Aunque tengo que decir que nunca lo había visto completo o más bien, no lo había visto a conciencia.

Sin embargo, aunque no sea yo su público meta, cuando me llegó la invitación para sentarme en una mesa redonda con ella, al lado de más blogueras, en los estudios de su programa, “Caso Cerrado”, en Miami, no lo dudé ni un segundo.

¿Por qué? Porque Ana María Polo es uno de los personajes más influyentes de los medios en español en Estados Unidos y Latinoamérica

En su página de Facebook tiene más de 10 millones de seguidores, en Twitter @DraPoloOficial alcanza casi los 900 mil, y en su Instagram,  @drapolo, los 31 mil. ¿Saben lo que es eso? La audiencia que muchos medios de comunicación por sí solos quisieran.

Esta mujer, de 55 años, sobreviviente de cáncer, abogada de profesión, con un gran sentido de lo que es comunicar ante las cámaras y conectar con una masiva audiencia, está a punto de iniciar un proyecto con Sony TV Entertainment para hacer un show en inglés sindicado.

“Quiero hacer un show en inglés y español”, explica la extrovertida Dra. Polo.

Polo asegura que al llegar a Estados Unidos todas las demás culturas, menos la latina, se absorben casi de manera inmediata, mientras adelanta que las grabaciones de este programa se harán desde Nueva York.

En la mesa, en la que se habló de muchos y distintos temas, con un formato más de charla que de entrevista, Ana María Polo confesó en qué cree ella que radica el éxito de su programa.

“Nos mantenemos al día y creo que a la gente le gusta mi estilo”, asegura.

Pero no sólo eso, hace hincapié en que la gente cree que es muy fácil llegar a ser famoso, pero muy pocos tienen la capacidad de conectar con la gente. Y segura de sí misma, dice sin pudor, que ella la tiene.

Nadie lo duda, los números hablan por sí solos.

Y es que como dice, su éxito ha ido mucho más allá de la belleza física que muchos creen es el factor principal para convertirse en un fenómeno de masas. Ana María Polo se ha mostrado frente a la cámara pasada de peso, más delgada, hinchada por las cirugías (las cuales acepta abiertamente), con botox y sin botox, y su público la sigue igual.

Como testigos están en la pared del estudio las fotos que en los 14 años del programa muestran los cambios físicos por los que ha pasado la conductora de este show en el que se ponen sobre la mesa distintos problemas sociales, en un formato que a muchos les pudiera parecer escandaloso.

Ella sabe que los jóvenes son parte esencial de su audiencia, y está comprometida con ellos. Asegura que el hecho de que su programa tenga un veredicto al final de lo que está bien y lo que está mal, les ayuda a formarse un criterio.

Y tomando en cuenta que esos jóvenes de los que habla son los chicos hispanos, muchos de ellos mexicanos, que llegan a Estados Unidos todavía con el español como primera lengua, que se enfrentan a una realidad completamente diferente a la de sus países, y con muchísimos retos que sortear, muy probablemente tiene razón.

“Yo les digo a los jóvenes: ‘miren, yo sé que todos ustedes van a hacer drogas, todos las van a experimentar, todos van a beber alcohol, todos van a tener sexo antes de tiempo, y todos van a probar alguna droga, yo lo sé. Por favor, tengan cuidado cuando lo hagan”, dice.

Una realidad que quizás muchos papás no quisiéramos ver, pero que la Doctora Polo, desde su amplia visión de persona hiper influyente sí ve, así como muchos de los otros temas que se ponen sobre su mesa, y que se eligen, porque según cuenta ella, son temas con los que se puede identificar la audiencia.

Un dato para pensar y reflexionar sobre la problemática que viven las familias hispanas en Estados Unidos.

He dicho, ¡Caso Cerrado!

Aquí les dejo unas cuantas fotos de la reunión con las blogueras.