Qué hay en mi… repisa de belleza

Como cuando salí a mediados de diciembre de Miami yo sólo iba a estar tres semanas fuera, como muchos de ustedes ya se habrán dado cuenta, empaqué sólo lo básico. Y eso también aplicó a los productos de belleza.

Así es que hoy les comparto los básicos que se vinieron conmigo, y los cuales recomiendo ampliamente.

  1.  The Honest Company Belly Balm: Uno de mis productos favoritos de todos los tiempos. Después de dos embarazos y probar muchísimas cremas (luego publico un post dedicado sólo a este tema) me quedé con esta especie de cera suave, con una consistencia aún más ligera que la de la vaselina que froto sobre mi panza para evitar las estrías. En realidad es el único producto que he probado de esta exitosa compañía fundada por la actriz Jessica Alba, y después de los resultados estoy tentada a seguir usando sus productos.
  2. L’Oreal Total Repair 5 Extraordinary Oil:  Desde hace más de un año uno de mis productos básicos de belleza son los aceites secos para el cabello. Empecé usando el aceite de Argan de Agadir, por el que pagué como $40 dólares, pero que me revitalizó el cabello de una manera extraordinaria. El otro que recomiendo ampliamente es el de Dove Pure Care Dry Oil, con aceite de macadamia africana, que lo he usado en repetidas ocasiones, ya que he colaborado en con esta marca,  que tiene un precio mucho más amigable y que la calidad es realmente muy buena. Sin embargo, en esta ocasión, estoy probando el Total Repair 5 Extraordinary Oil, de L’Oreal, que también recibí de regalo en alguna goodie bag, que tiene un precio de venta más bajo, pero que cumple después de varios tratamientos buenos con la función de mantener hidratado el cabello.
  3. Creme Divine de L’Occitane: Esta crema ha sido una de mis inversiones de la temporada. Desde que probé una muestra que me dieron los resultados fueron realmente inmediatos, así es que no dejé pasar ni un solo día para hacerme de ella. Un producto que no es en lo más mínimo barato ($106 dólares), pero que tiene mi cutis como nunca. La uso de día y de noche y en verdad vale hasta el último centavo.
  4. Huile de Jeunesse Divine de L’Occitane: Este delicioso aceite para el rostro es también un lujo que me permití ($96). Unas cuantas gotas en la noche después de lavar la cara y antes de aplicar la crema hacen maravillas. Junto con la Creme Divine también de L’Occitante, mi rostro luce espléndido. Mucha gente lo atribuye al famoso “glow” del embarazo, pero la verdad yo creo que los responsables han sido estos dos productos.
  5. Estée Lauder Advanced Night Repair Eye: Esta crema para los ojos es uno de los productos estrella de Estée Lauder. Siguiendo los consejos de Víctor Henao, la utilizo antes de maquillarme y en la noche antes de dormir. Con una suntuosa textura permite que el corrector de ojos quede impecablemente aplicado, y su fórmula hace maravillas en esta zona
  6. Mary Kay Time Wise lip primer: Por lo general ponemos mucha atención en nuestra piel, pero solemos descuidar nuestros labios, a menos que estén completamente partidos, por eso ahora me he propuesto usar de día, antes de maquillarme, y de noche, antes de dormir, este producto de Mary Kay. Los resultados han sido impresionantes: Unos labios bellos, sanos y con aspecto joven en el gélido invierno neoyorquino.
  7. Murad Essential C-Cleaner: Este jabón limpiador de rostro fue otro de los regalitos que me encontré en una de las goodie bags que suelo recibir. Su aroma cítrico a toronja, las partículas que cumplen la función de exfoliante y su fórmula con vitaminas A, C y E lo hacen un muy buen limpiador para empezar tu rutina de belleza.
  8. NIA 24 Sun Damage Prevention Sunscreen: Después del embarazo de Cristina mi cara quedó manchada y con brotes de acné, por lo que mi dermatóloga me recomendó que usara los productos NIA 24, que me funcionaron bastante bien, sobre todo a la hora de quitar las manchas, por lo que decidí probar el protector solar, el cual ha salido bastante bueno.

–> Un consejo:  Antes de invertir en un producto (sobre todo los que son caros) intenta pedir una muestra o probarlos antes de comprometerte con una compra de ésas. El hecho que un producto sea recomendado por mucha gente no quiere decir que a ti te va a funcionar igual.