Y fue comprado en la tienda Hachar’s, de Laredo, Texas, a donde solía ir la familia de mi mamá, originaria de Monterrey, México, de compras.