¿Has pensado en donar tu cabello?

Desde que me enteré que existía la organización Beautiful Lengths que funciona junto con la marca Pantene me prometí a mí misma que al menos alguna vez en mi vida donaría mi cabello.

Así es que decidí dejármelo crecer para donarlo. En realidad, la mayoría de mi vida había llevado el cabello corto o mediano, así es que el sacrificio no fue tanto cortarlo como dejarlo crecer y arreglarme con un largo con el que no necesariamente me sentía cómoda.

Así es que casi después de 2 años el día de cortar mi cabello llegó, y para esto me ayudó mi querido amigo Marco Peña, quien aunque me había peinado en muchas ocasiones, nunca había pasado sus tijeras por mi cabello.

Al querer donar sin hacerlo como parte de una campaña me enteré de varias cosas:

  1. Cada organización tiene criterios distintos para aceptar cabello.  Lo mejor es que antes de hacerlo revises con cada una de ellas para ver qué es lo que se necesita.
  2. El cabello natural es muy preciado. Debes donar a alguien de tu confianza si es que no quieres que se trafique con él y contribuyas con la causa a la cual quieres apoyar.
  3. Gente cercana a ti puede necesitarlo. Gracias a una amiga mía que pasó por quimioterapias, me enteré que ella mandó a hacer su peluca con su propio cabello, pero que siguió necesitando más para completar. Después de enterarme de esto, pregunté primero a la gente cercana a mí que creía que podía necesitarlo antes de donarlo a una organización.
  4. Hay distintas causas. Si bien el cáncer es una de las principales causas de la pérdida de cabello, no es la única.
  5. El hacerlo frente a mis hijos, les dio el ejemplo. Aunque Cristina dice que quiere cortárselo y quizás no lo haga por el momento, el que me haya acompañado y hubiéramos podido hablar de esto ya sembró una semillita en ella que quizás en un futuro germinará.

Y bien si estás pensando en donar, aquí te dejo los enlaces a estas dos organizaciones para que veas los requisitos y la manera en que ayuda cada una.

Locks of Love

Beautiful Lengths

¡Ojalá, si cumples con los requisitos, algún día te animes! Es una sensación sumamente gratificante.