Cristina no podía de la emoción en su primera clase.