El zorro y yo nos reconciliamos

Tengo que aceptar que desde que era niña me gustaban las pieles. Aún no había terminado la primaria cuando decidí que de regalo de Navidad quería un abrigo de piel de conejo. No, la verdad,…

Read More